Empresas advierten guerra comercial por aranceles de Trump

Compartir

Asimismo, amenazó con imponer gravámenes a constructores de automóviles europeos, como los alemanes Mercedes-Benz y BMW, entre otros.

La comisaria destacó que la UE está comprometida con un comercio abierto y global, y también a trabajar con Washington en lo que, según la UE, causa el problema de la industria siderúrgica: el exceso de la oferta en el mercado mundial.

A finales de la semana pasada, el magnate sorprendió a todo el mundo con el anuncio de la imposición de un arancel de hasta 25% a la importación de acero y de hasta un 10% a la de aluminio, acto que habrá de materializarse en esta semana del 5 al 10 de marzo, el resultado por supuesto fue de desestabilización, y su consecuencia, la caída inmediata de diversos mercados bursátiles en todo el orbe; Estados Unidos basó su decisión en una cuestión de Seguridad Nacional y en un déficit comercial.

Las discusiones continuarán la semana que viene aunque por el momento no se ha puesto fecha a un futuro encuentro.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, destacaba que como estrecha aliada en seguridad y comercio de Estados Unidos, la UE debe ser excluida de las medidas anunciadas.

El jefe de Estado argentino le expresó su preocupación por el potencial efecto negativo de esas medidas.

Consideró necesario evaluar las medidas espejo que México deberá tomar para no ser un puente de triangulación de productos de acero a Estados Unidos.

El presidente Donald Trump acusó a la Uniión Europea de "tratar mal" a Estados Unidos en el comercio, y anticipó que los países del grupo deberán someterse a sus aranceles.

La Unión Europea, por su parte, se dijo lista para responder de la misma manera a los Estados Unidos; China también se ha pronunciado por una tentativa a implementar aranceles en materias primas agropecuarias como la soja, y Canadá, principal exportador de aluminio a Estados Unidos y forma parte del TLCAN, hizo evidente su preocupación y molestia.

Estados Unidos sólo eximió de los aranceles, hasta ahora, a México y Canadá por estar negociando con estos países una nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta por su sigla en inglés).

Compartir