Banxico descarta choques transitorios o significativos para la inflación

Compartir

El Banco de México (Banxico) está a favor de la apertura comercial; porque este modelo impulsa el crecimiento y la competitividad de los países.

"No anticipamos que esto se dé, pero es una posibilidad", añadió en el marco de la Convención Bancaria en Acapulco.

A comienzos del año pasado, la inflación comenzó a subir con fuerza en gran parte presionada por aumentos de precios de la gasolina y el diesel, después de que el Gobierno eliminó un costoso subsidio a los combustibles.

Finalmente, comentó que la inflación bajó en febrero a un nivel de 5.34 por ciento gracias y que los factores que contribuyen a una tendencia de reducción son las condiciones ordenadas en el mercado cambiario, que no haya crecimiento en precios particulares ni presiones de demanda agregada o de mercado laboral que pudiera incidir en la inflación.

"Si bien en el crecimiento todos desearíamos que fuera mayor, yo creo que el crecimiento moderado, pero no muy lejano al potencial, todavía, sino uno un promedio largo de 15 años d crecimiento, la verdad es que la economía mexicana no ha crecido mucho más de como lo hace actualmente, el mayor crecimiento de la economía transita por elementos que tienen que ver con mayor productividad y competitividad", dijo.

Los grandes pendientes -no los únicos- siguen siendo la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y el resultado de las elecciones presidenciales.

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, durante su informe trimestral en febrero pasado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves formalmente la imposición de aranceles de 25 % a las importaciones de acero y de 10 % para las de aluminio, de los que quedan exentos por el momento, México y Canadá.

Para Díaz de León, el proteccionismo comercial plantea un riesgo para el crecimiento económico y la inflación en México.

Compartir