Uber puso en marcha primeros camiones sin chofer en EE UU

Compartir

Los vehículos operan con un conductor con licencia al volante para que asuma el control en caso de emergencia. Un "operador" humano está presente en el asiento del conductor de la cabina del camión, explicó la empresa, que actualmente limita estos viajes a Arizona.

La plataforma de reserva de automóviles con chofer se lanzó al negocio de transporte de mercancías en mayo de 2017, con la aplicación Uber Freight. De este modo, los usuarios pueden emplear conductores de camiones para transportar productos y paquetes.

Los camiones de Uber pueden recoger y dejar remolques en los centros de transferencia de la compañía.

Pero desde noviembre, a través de su filial Advanced Technologies Group, Uber puso en marcha los camiones autónomos -es decir, sin conductor- en las rutas de Arizona, según informó la compañía estadounidense.

El grupo comenzó a probar los camiones autónomos en 2016 y realizó la primera entrega en el centro de Colorado (EE UU) en octubre de ese año: el vehículo recorrió unos 200 kilómetros y entregó 2.000 cajas de cerveza.

Se trataba de un tráiler de 18 ejes, dotado con cámaras, radares y sensores para examinar el camino. Un camino recto que recorrió en dos horas. Mientras los camiones autónomos solo operan en las autopistas y en larga distancia, conductores humanos toman cuenta de los vehículos dentro de las ciudades o en viajes cortos.

Al igual que la mayoría de los grandes grupos de automóviles y muchas compañías de tecnología, Uber está trabajando en la conducción autónoma, considerada el Santo Grial del transporte del futuro. Según sus impulsadores, esto permite realizar viajes más largos y en lugares aislados, además de que ayuda a reducir las tasas de accidentalidad.

Este tipo de transporte se volvió particularmente relevante para plataformas como Uber, o su principal competidor en Estados Unidos, Lyft, porque eliminaría el costo del pago al conductor, que representa la mayor parte de sus gastos.

Compartir