Peso gana tras anuncio en EU de aranceles

Compartir

"Lo que deberíamos hacer es enfilar una respuesta sobre aquellas cosas que ellos exportan donde existe más sensibilidad política", dijo Guajardo.

"Esa lista se analiza internamente, pero no la vamos a hacer pública, vamos a esperar", dijo Guajardo.

México no dejará que los mayores aranceles a las importaciones de acero y aluminio que planea imponer Estados Unidos tengan "correlación" o "presionen" las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo a Reuters este jueves el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

"Tenemos capacidad para responder", dijo.

Pese a la incertidumbre de la renegociación del TLCAN porque Estado Unidos tiene un alto déficit comercial México, éste sigue en aumento, ya que durante enero alcanzó $4,136 millones de dólares en, un alza de 4.76% respecto al mismo mes de 2017, de acuerdo con el reporte del Departamento de Comercio (DOC) estadounidense.

Las exportaciones estadounidenses a México crecieron 11.6% y las mexicanas a Estados Unidos en un 10.4 por ciento.

"Ahí son los dardos políticos que hay que mandar, en grupos que puedan hacer cabildeo en la Casa Blanca para que esos aranceles realmente duelan y no es un tema económico nada más, es un tema muy político", afirmó Kalach, coordinador de los empresarios mexicanos que acompañan la negociación en el llamado "cuarto de al lado".

"Ahí es dónde está la clave, la clave es llegar al detalle de qué le va a afectar a Michigan, qué le va a afectar a Wisconsin", dijo Kalach para Televisa.

Sobre la posiblidad de que la aplicación de aranceles por parte del gobierno de Estados Unidos a acero y aluminio, los banqueros del país descartaron que comercio internacional se encuentre en la antesala de una guerra comercial y que es factible un resultado positivo para México al quedar excluido de dicha medida.

Compartir