El aborto legal en Argentina podría certificarse en Cámara de Diputados

Compartir

Cabe recordar que el mismo martes, horas después de que en una sala colmada se presentara la iniciativa de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, un grupo de 15 diputados que se definen como "Pro Vida" presentó un "contraproyecto" que apunta a "la protección de los derechos humanos de la mujer embarazada y de las niñas y niños por nacer". Tras perder estado parlamentario en diciembre pasado, el colectivo mencionado presentó el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), en la que constituye la séptima instancia formal para que el Parlamento debata el tema.

La visibilización de este reclamo "tiene que ver con que el movimiento feminista fue creciendo: cada Encuentro Nacional de Mujeres (celebrado anualmente en Argentina) fue convocando cada vez más compañeras, y en esos espacios la discusión por la legalización del aborto fue uno de los temas de agenda prioritarios", explicó la diputada.

También firmaron Nilda Garré, Daniel Filmus y Máximo Kirchner (FpV-PJ); Karina Banfi (UCR); Raúl Pérez (Frente Renovador); Leonardo Grosso y Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), y Carolina Moisés (bloque Justicialista), entre otros.

Manifestó su acompañamiento al proyecto de ley que proclama el acceso a "la educación para decidir, anticonceptivos para no abortar, y el aborto legal para no morir".

En este contexto mujeres de distintas generaciones relatan su experiencia tras haber tenido que realizarse abortos clandestinos.

La mayoría de los firmantes son hombres (39) del bloque kirchnerista. La última es María Campos. Con el proyecto ya ingresado, para el 20 de marzo será convocado el primer plenario de cuatro comisiones para presentar el cronograma de trabajo que debería concluir con el dictamen en el recinto a mediados de año. Para que se pueda desarrollar los diputados deberán conformar los cuerpos de Salud, Legislación Penal y Familia.

Entre los argumentos, se afirma que "se entiende por 'niño por nacer' a todo ser humano desde el momento de la concepción o fertilización del óvulo, hasta el de su efectivo nacimiento", al tiempo que complementa que "cuando exista conflicto entre los derechos e intereses de los niños por nacer frente a otros derechos o intereses igualmente legítimos, prevalecerán siempre los primeros".

Si la mujer luego decidiera hacerse cargo de la crianza, continuaría percibiendo dicha suma hasta que el niño cumpliera los 18 años.

La iniciativa también contempla tres casos en los cuales la mujer tiene derecho a interrumpir su embarazo: 1) si este fuere producto de una violación, con el solo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el profesional de salud interviniente; 2) si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer; y 3) si existieren malformaciones fetales graves.

Compartir