Futbolistas roban un taxi; ahora se arrepienten

Compartir

Los jugadores decidieron no esperarlo y marcharse con el taxi camino del hotel.

El jueves se personaron en comisaría y este viernes, el West Brom ha anunciado la apertura de un expediente disciplinario con la consecuente investigación para aclarar todo lo sucedido.

Los futbolistas Boaz Myhill, Jonny Evans, Gareth Barry y Jake Livermore usurparon un taxi en la madrugada del pasado jueves en Barcelona, después de haber salido de su hotel a altas horas de la noche en busca de un restaurante.

West Brom se hallaba en Barcelona en un viaje de entrenamiento de mediados de invierno.

"Pedimos perdón por saltarnos el horario y aceptamos que hemos violado el código de conducta y profesionalidad que se requiere de un jugador del West Bromwich Albion". "Por el momento, queremos asegurar a nuestros simpatizantes que este incidente no refleja la determinación ni la resolución que tenemos para recuperarnos de esta difícil temporada", finalizó la carta.

A principios de la semana que recién concluye el club West Bromwich Albion se desplazó a la ciudad de Barcelona para realizar una concentración, sin embargo, cuatro de sus jugadores incumplieron con la ley al robar un taxi.

El club dice que el cuarteto estará "sujeto a todos los rigores de nuestros procedimientos disciplinarios internos" y que no harán más comentarios hasta que se complete su investigación.

El colista de la Premier League confirmó mediante un comunicado oficial que aplicará castigos a los futbolistas que tras una fiesta se apropiaran de un vehículo para regresar a las seis de la mañana a la concentración en España.

Compartir