EU rechaza ayudar a México en investigación sobre espionaje tecnológico

Compartir

Según un artículo que publica el diario The New York Times este martes, funcionarios estadounidenses han rechazado repetidas solicitudes de México para ayudar a investigar el uso de tecnología de espionaje por parte del gobierno mexicano contra civiles inocentes.

Luego de que el gobierno mexicano reconociera la adquisición del programa espía y ordenara una investigación, el reportaje asegura mediante testimonios de los abogados de las víctimas que la investigación del gobierno mexicano no ha logrado avanzar en muchas áreas básicas y los fiscales que manejan el caso aún no han interrogado a ninguno de los funcionarios responsables de operar la tecnología de vigilancia.

Luego de que en junio de 2017 el Times reveló la campaña de espionaje, el Presidente Enrique Peña Nieto confirmó que su Gobierno adquirió ducha tecnología y que ordenaría una investigación sobre su "posible mal uso".

Sin embargo, oficiales de alto rango de EU dijeron que, después de analizar la solicitud, los funcionarios de ese país decidieron no involucrarse al estar dudosos de que Peña realmente quiera resolver el caso, ya que indagarlo a fondo podría comprometer a algunos de los más importantes funcionarios de su gestión. Los funcionarios mexicanos dijeron que hablarían con el FBI para pedir su apoyo.

"En particular, según señalaron los oficiales con conocimiento del asunto, a los estadounidenses les preocupaba que los mexicanos enaltecieran su participación con la intención de darle una apariencia de credibilidad a lo que consideran una fachada", indicó este martes el NYT.

El software Pegasus, desarrollado por una empresa israelí que fabrica ciberarmas, solo se comercializa a gobiernos y bajo la condición explícita de que únicamente sea utilizada para monitorear a terroristas y a otros criminales.

En junio pasado, cuando el Citizen Lab reveló que el gobierno de Peña Nieto había utilizado Pegasus para espiar a periodistas, defensores de derechos humanos e incluso los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), un grupo de víctimas interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR). Dijo que los expertos de Citizen Lab respondieron las preguntas que les hizo llegar el gobierno durante esa única reunión, realizada en octubre, y que sugirieron una lista de evidencias que debían preservarse para la investigación.

Más información en The New York Times.

Compartir