Mueller interroga a Sessions en la investigación de la trama rusa

Compartir

Según fuentes familiarizadas con los planes de Mueller, el fiscal especial designado para liderar las investigaciones sobre la posible interferencia rusa durante la campaña presidencial, buscaría detalles sobre los despidos de Flynn y Comey, lo que indicaría que las investigaciones estarían enfocándose en los posibles esfuerzos del presidente Trump u otros para obstruir la investigación del fiscal especial.

Trump ha repetido innumerables veces que su equipo de campaña no actuó en connivencia con Rusia en detrimento de Hillary Clinton (su rival en las elecciones presidenciales de 2017), ni obstaculizó las investigaciones de la justicia al respecto, pero si Mueller logra probarlo podría dar lugar al proceso de destitución del presidente.

Al ser preguntado por la prensa en la Casa Blanca, Trump reaccionó al interrogatorio de su fiscal general diciendo: "No estoy para nada preocupado".

TRUMP, ¿EL SIGUIENTE? Las revelaciones sobre los interrogatorios han vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de que Mueller interrogue a Trump.

Medios locales, como The Washington Post, ya informaron a principios de enero de que Mueller tenía intención de interrogar a Trump "muy pronto, posiblemente en las próximas semanas".

Comey fue despedido por el presidente Donald Trump en mayo y más tarde testificó que había rechazado peticiones del mandatario para prometer lealtad y abandonar su investigación sobre el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, supuestamente implicado en la trama rusa.

En una nota publicada este martes en su plataforma electrónica, el diario destacó que la entrevista, ocurrida la semana pasada, fue confirmada por la portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores.

En diciembre, el fiscal especial Mueller presentó cargos contra Flynn y él firmó una declaración de culpabilidad en la que admitía haber mentido al FBI sobre sus contactos con el Kremlin.

La investigación rusa ya ha desembocado en la presentación de cargos contra cuatro personas relacionadas con Trump: Flynn, su exjefe de campaña PaulManafort, su "número dos" en la campaña, Rick Gates, y el también exasesor George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.

Compartir