Vicepresidente Pence visita Medio Oriente en una tormenta por embajada de Israel

Compartir

Según la prensa local, ambos abordaron temas como la seguridad en la región, la cooperación bilateral y la ayuda de Estados Unidos a Egipto.

El alto funcionario de Estados Unidos tiene programado conversar sobre los acontecimientos regionales con el presidente de Egipto, Abdel-Fattah al-Sisi.

Tras Egipto y Jordania, Pence mantendrá entrevistas que se prevén muy amistosas, el 22 y 23 de enero, con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente Reuven Rivlin.

Una coalición de partidos palestinos en el parlamento israelí informó el sábado de que boicoteará un discurso del 'peligroso y mesiánico' vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien planea pronunciarse el lunes durante su visita a los territorios palestinos ocupados por el régimen de Israel.

"Él viene aquí como el emisario de un hombre que es aún más peligroso", dijo Odeh en alusión al presidente de los EE.UU., Donald Trump, que el pasado 6 de diciembre reconoció a Jerusalén como capital de Israel y anunció el traslado allí desde Tel Aviv de la embajada de su país.

El partido nacionalista, Al Fatah, del presidente palestino, Mahmud Abás, convocó hoy una huelga general para el martes en toda Cisjordania y llamó a la población a manifestarse contra la visita del vicepresidente de Estados Unidos.

La visita a Pence al Medio Oriente estaba originalmente programada para el 20 de diciembre, pero debió atrasarse por el pronunciamiento de Washington sobre Jerusalén.

En Egipto, tanto el jeque de Al Azhar, una de las principales instituciones del islam suní, Ahmed al Tayeb, como el papa de los cristianos coptos de Egipto, Tauadrus II, rechazaron también la invitación de Pence de reunirse con ellos. Sin embargo, decidió posponer su gira a Oriente Medio alegando la necesidad de su presencia en el Senado norteamericano en las mismas fechas para la votación de una reforma fiscal.

El vicepresidente de Estados Unidos viaja a Oriente Medio a pesar del cierre del gobierno federal que se cierne sobre Washington.

La oficina de Pence justificó el mantenimiento de la agenda del viaje por su importancia para el país. "Su acción, esta noche, -o la falta de ella-, es inadmisible", aseguró el responsable sobre sus rivales políticos.

Compartir