" Yo le disparé" afirmó Nahir Galarza

Compartir

Para eliminar las sospechas de que estaba encubriendo a un tercero, le explicó al fiscal Sergio Rondoni Caffa cómo preparó el arma para matar a Fernando Pastorizzo. “En este acto muestra cómo se prepara un arma de fuego y explica que se saca primero el seguro y luego se agarra arriba, se tira para atrás y se suelta y con eso está lista el arma”, se transcribió el accionar en el expediente con número de legajo 8.190/17, según publicó el diario El Día de Gualeguaychú. Yo sola cometí el hecho. En realidad, Galarza había tomado la pistola de su padre de arriba de la heladera y le había disparado dos veces a su pareja.

"Cuando salimos de la casa, la que le disparé fui yo". El joven de 20 años apareció muerto en la calle General Paz y Avellaneda al costado de su moto.

Luego de hacer la crónica de la muerte, relató que dejó la escena del crimen y tras dar una vuelta a la manzana se fue caminando a su casa, "dejé el arma en su lugar sin que mi padre se diera cuenta y me fui a acostar".

Galarza admitió que ella ejecutó las dos detonaciones sobre el cuerpo de Pastorizzo y si bien aún se esperan los resultados finales de la autopsia, las lesiones que ocasionó el primer disparo habrían sido letales. Por esto, no le quedó otra que decir la verdad: contó con detalles cómo habían sucedido los hechos, pero negó estar de novia con Fernando. Después le mostró al fiscal de la causa cómo se usa un arma para acreditar que ella sabía manejarla.

La chica está arrestada desde el pasado 2 de enero después de declararse culpable por el asesinato de dos balazos de su expareja Fernando Pastorizzo.

Además Nahir aseguró que ya no mantenían una relación de noviazgo con Fernando.

Para sostener su postura, entregó un sobre rojo con una carta escrita aparentemente por el joven fallecido, donde dejaba en claro que estaba terminada la relación.

El joven murió poco después y si bien Nahir primero declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su exnovio la noche anterior, luego se fueron sumaron pruebas que derivaron en que la chica terminara presentándose a la Justicia y confesara el crimen.

Compartir