Trump está abierto a conversaciones entre EEUU y Corea del Norte

Compartir

Según un comunicado de la Casa Blanca, Trump y el presidente surcoreano Moon Jae-in destacaron la importancia de seguir aplicando la "máxima presión" a Corea del Norte mientras siga fabricando armas nucleares, una andanada de sanciones que está afectando la magra economía norcoreana.

"Hemos iniciado el diálogo con Corea del Norte, pero dado que el tema nuclear está sin resolver la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) va a continuar por la senda de la presión y las sanciones junto al resto de la comunidad internacional", explicó.

Moon informó a Trump sobre las conversaciones que mantuvo su gobierno con una delegación de Corea del Norte el martes, de las cuales resultó un acuerdo para que una delegación norcoreana participe en los Juegos Olímpicos de invierno en la surcoreana Pyeongchang el próximo febrero, según indicaron ambas partes.

En su discurso de Año Nuevo, Moon subrayó hoy que eliminar las armas nucleares de la península sigue siendo una meta básica e irrenunciable de su Gobierno pese a que la reunión de la víspera se cerrara sin ningún avance en ese terreno.

Además, volvió a defender que la desnuclearización de la península es "el camino hacia la paz" y su "objetivo".

Los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos hablaron por teléfono durante media hora en la noche del miércoles 10. Una desnuclearización que sea declarada conjuntamente por las dos Coreas.

"(Moon) Estaba muy agradecido por lo que hemos hecho", dijo Trump a los periodistas al comienzo de una reunión con su gabinete.

Lee tiene previsto reunirse en Washington con su homólogo estadounidense, Joseph Yun, y explicarle en detalle el desarrollo de la reunión del martes. Corea del Norte realizó tres en dos años.

La reactivación de esta vía, destinada a comunicaciones militares en la región en torno al Mar Amarillo (llamada Mar del Oeste en las dos Coreas), fue notificada al Sur por la delegación norcoreana durante el encuentro del martes. "Esperemos que lleve a un éxito para todo el mundo, no solo para nuestro país", añadió el presidente.

Desde la última vez que ambos ejércitos se reunieron en 2014, la divisoria ha sido escenario de episodios tensión entre los que se cuentan varios intercambios de fuego de aviso o la reciente y espectacular deserción de un soldado norcoreano tiroteado por compañeros que vulneraron el alto el fuego al cruzar la demarcación.

Compartir