Seis hipermercados franceses vendieron leche infantil vetada por salmonella

Compartir

El Ministerio de Sanidad español asegura que no tiene notificación de ningún caso de salmonela por el consumo de ese producto, según ha podido saber TVE.

La comercialización de leche contaminada con salmonella, pese a las advertencias lanzadas, ha generado descontento y críticas por parte de la ciudadanía, y según Le Maire de los dos mil 500 sitios de venta controlados, en 91 había leche que debió ser retirada.

Un informe de la revista médica Eurosurveillance, confirmado por 16 científicos del Instituto Pasteur y de la agencia Sanidad Pública Francia, precisa que la leche contaminada de Lactalis, fue exportada a "66 países, entre ellos 12 de la Unión Europea". El estado de salud de los dos recién nacidos no fue precisado.

Estas ordenanzas se dieron después de que se hiciera pública una supuesta contaminación por salmonelosis de tres leches infantiles fabricadas por Lactalis en su planta de Craon, al oeste de Francia. Casi todos presentaban diarrea (34 casos), 23 tenían diarrea sanguinolenta, 26 fiebre y 13 vómitos.

"El caso griego, hay indicios", añadió este bacteriólogo.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que ha convocado este viernes al presidente de Lactalis, Emmanuel Besnier, para dar explicaciones, había acusado a la empresa de haber "fallado gravemente". La producción fue suspendida por las autoridades y la fábrica cerrada para ser descontaminada.

El primer ejecutivo de la empresa francesa Lactalis, afectada por la contaminación por salmonelosis de algunos de sus productos, anunció que la compañía retiró su leche en polvo para bebés del mercado en 83 países, en una entrevista para el semanario Journal du Dimanche.

Pero muchos consumidores se quejaron de que los productos de esta marca todavía ocupan los estantes de supermercados.

Compartir