Mujeres indígenas, las más discriminadas en América Latina: FAO

Compartir

Así lo alertó José Graziano da Silva, director de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), quien explicó que dicha vulnerabilidad es provocada por una triple discriminación, debido a que son mujeres, indígenas y pobres.

En ese sentido dijo que de acuerdo con el nuevo atlas regional de mujeres rurales de la FAO, las mujeres indígenas en la región enfrentan tasas más altas de pobreza y desnutrición que cualquier otro grupo social y suelen ganar cuatro veces menos que los hombres.

Indicó que es una distinción para México ser sede de este importante encuentro de mujeres indígenas de 13 países de América Latina y en Caribe, con la presencia del director general de la FAO que nos aporta siempre un mensaje de aliento, esperanza y políticas públicas que calan profundo en el ánimo de nuestra gente y en su calidad de vida.

Para mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades indígenas, el representante de la FAO sugirió recuperar "productos olvidados", pues el consumo de alimentos se limita a 4 o 5 productos, como papa, soya, arroz y maíz.

Guadalupe Martínez Pérez, coordinadora de Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y el Caribe, dijo que en México hay 15 millones de indígenas, 60 por ciento son mujeres indígenas y 80 por ciento viven en una extrema pobreza "eso es una realidad y no se puede cerrar los ojos".

El 5 por ciento de la población mundial (Unas 370 millones de personas) y el 15 por ciento de los más pobres del mundo se definen a sí mismos como indígenas.

Así, las mujeres se convierten en las víctimas mayores de las desigualdades, dijo Graziano durante la ceremonia de apertura del foro Empoderar a las Mujeres Indígenas para Erradicar el Hambre y la Malnutrición en América Latina y el Caribe, organizado por la FAO y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Asimismo destacó la importancia de realizar un foro como el actual en el que aseguró que ayudará a lograr instrumentar mejores programas y políticas públicas más precisas, para combatir la subalimentación en todos los países de la región, así como para poner en la agenda pública el tema de las mujeres y, en particular, el de la mujer indígena.

Expresó que, en la SAGARPA, a través del componente El Campo en Nuestras Manos se ha logrado incluir a las mujeres de comunidades indígenas en la actividad productiva a través de incentivar sus proyectos productivos de producción primaria, agregación de valor y con paquetes de autoconsumo como granjas y huertos familiares, experiencia que se compartirá a las asistentes al Foro.

Sin embargo, reconoció que aún falta mucho por avanzar, pero "con el apoyo de organismos internacionales, como la FAO, así como el los gobiernos federal y estatales, se transita por la ruta adecuada para reducir la brecha de la pobreza y marginación en las comunidades vulnerables, con atención especial a las mujeres indígenas en el país", puntualizó.

Compartir