Chile lidera Latinoamérica con peor evaluación del Papa Francisco

Compartir

Ante los ataques con bombas incendiarias, perpetrados esta madrugada en tres iglesias de la capital chilena, a tres días de la llegada del papa Francisco, el arzobispado de Santiago emitió un comunicado.

En la capilla del municipio de Estación Central se encontraron "panfletos" contra la próxima visita del líder de la Iglesia Católica.

De acuerdo a informes de la policía, los hechos se presentaron en distintos templos de Santiago, donde además de los ataques se dejaron volantes con amenazas en contra del Santo Padre, manifestando así su rechazo por su próxima visita.

"Atacamos con el fuego del combate haciendo explotar su asquerosa moral".

Su visita comenzará el lunes 15 de enero cuando a las 20:10 aterrice en Aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez de Santiago, en la capital estará durante todo el martes para luego el miércoles viajar a las 8:00 horas a Temuco y volver a Santiago ese mismo día a la capital.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile comentó que "esto de anoche es muy extraño, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico, se llama algo así como 'por los cuerpos libres' (...)".

Según informa la agencia Télam, en Estación Central, fue afectada la parroquia Santa Isabel de Hungría, donde desconocidos lanzaron en la entrada un paño impregnado con combustible y luego le aplicaron fuego, provocando un incendio que fue controlado por Bomberos.

Fernando Ibáñez, un sacerdote que vive en esa parroquia, dijo a radio Cooperativa que un par de horas antes unos individuos jóvenes pasaron frente a la iglesia lanzando improperios, pero no pensó que ocurriría un ataque de este tipo.

Mientras que en la capilla Emanuel, ubicada en Recoleta, los desconocidos arrojaron una bomba que desprendió la puerta y rompió algunas ventanas.

La policía encontró en el lugar extinguidor y un envase plástico que están sometidos a peritajes, aunque en este caso no se hallaron panfletos. En el lugar, la policía neutralizó un bidón aparentemente cargado de combustible que desconocidos dejaron en la entrada, en un operativo que incluyó el desvío del tráfico de vehículos y peatones por el lugar.

El gobierno anunció luego que se querellará contra todos quienes resulten responsables de los ataques.

Compartir