Bachelet critica al BM tras alteración de informes — Chile

Compartir

En un comunicado emitido horas después de conocida la polémica, el Banco Mundial anunció que efectuará una "revisión externa de los indicadores correspondientes a Chile en el informe Doing Business", y defendieron el ranking aseverando que es una "herramienta invaluable" para mejorar los negocios de los países.

Desde su cuenta de Twitter @mbachelet, la mandataria consideró que lo ocurrido es "muy preocupante" y subrayó que "más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional".

Más tarde, en otro tuit, Bachelet anunció que pedirá una completa investigación: "Dada la gravedad de lo sucedido, como Gobierno solicitaremos formalmente al Banco Mundial una completa investigación", precisó.

"Los rankings que administran las instituciones internacionales deben ser confiables, ya que impactan en la inversión y el desarrollo de los países", agregó.

Romer explicó al diario financiero Wall Street Journal, que se produjeron alteraciones en el informe "Doing Business" durante los últimos cuatro años, un ránking que mide a los diferentes países en el aspecto de la "competitividad en el ambiente de negocios".

Romer dijo al periódico que el declive fue el resultado de cambios metodológicos, en lugar de un deterioro del entorno empresarial de Chile, y puede haber sido el resultado de motivaciones políticas del personal del Banco Mundial.

"Quiero disculparme personalmente con Chile y con cualquier otro país respecto al cual transmitimos impresiones equivocadas", continúa el economista.

La clasificación de Chile ha fluctuado entre los lugares 25 y el 57 desde el año 2006 y durante el gobierno de Bachelet, el ranking de Chile se deterioró sistemáticamente, mientras que bajo el mandato de Piñera subía constantemente.

En una columna publicada en su blog el 17 de diciembre de 2010, López-Claros alaba el desempeño económico de Chile destacando el rol del sector privado y la tecnología. Lo que podría significar cambios también en otros países.

"Esperamos que la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya ha sido hecho y es de esperar que no vuelva nunca más a ocurrir que se manipulen estadísticas con objetivos políticos, y menos en un organismo internacional como es el Banco Mundial", añadió.

Posteriormente, en declaraciones a radio Cooperativa, Rodríguez sostuvo que Augusto López-Claro, señalado por Romer como responsable de las manipulaciones, es chileno, lo que refuerza la posibilidad de una intención política en el asunto.

Lopez-Claros, es un exprofesor de la Universidad de Chile y ahora profesor emérito de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos.

Compartir