Trump está abierto a las conversaciones con Corea del Norte

Compartir

Anteriormente, Trump ya se había mostrado abierto a dialogar con Corea del Norte, particularmente el pasado sábado, cuando aseguró que no tiene "ningún problema" en hablar con Kim Jong-un.

Moon, que fue elegido en mayo con un mensaje a favor del diálogo con el Norte, dijo estar dispuesto a celebrar una cumbre con Pyongyang "en cualquier momento", pero "bajo las condiciones apropiadas", para resolver uno de los asuntos más espinosos del mundo.

El presidente de Corea del Sur aspira a una desnuclearización completa de la península coreana.

El miércoles, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que Corea del Norte y Corea del Sur participarán en una reunión cuadripartita en Lausana el 20 de enero con el COI y los organizadores de los Juegos de Invierno de 2018, para decidir las modalidades de participación norcoreana en Pyeongchang. Por otra parte, el acercamiento con el que acabó el encuentro de alto nivel también comenzó a tomar cuerpo hoy (ayer), día en el que los ejércitos de las dos Coreas se comunicaron por primera vez en casi dos años a través de una línea telemática.

La decisión de acercar posiciones entre Seúl y Pyongyang llegó después de que el líder norcoreano expresara en Año Nuevo su deseo de mejorar lazos con el Sur y de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales hasta después de los Juegos de Invierno.

El primer ministro surcoreano Lee Nak-Yon dijo esperar que el Norte envíe "una delegación de 400 a 500 personas" durante los Juegos Olímpicos.

Para el año nuevo, China está dispuesta a trabajar con la República de Corea para impulsar la comunicación estratégica, promover la cooperación práctica, abordar adecuadamente los asuntos sensibles, esforzarse por logros mayores en las relaciones bilaterales y promover de manera conjunta la paz y estabilidad regionales, dijo Xi. "La segunda etapa consistirá en llevar a Corea del Norte a discutir sobre la desnuclearización". Corea del Sur y Estados Unidos aún están técnicamente en guerra con Corea del Norte luego de que el conflicto de Corea de 1950-1953 terminó con una tregua, no con un tratado de paz.

Como condición para participar en las conversaciones de paz entre las dos Coreas, Estados Unidos pide que Pyongyang ponga fin a sus ensayos nucleares. "Podría ser un trabajo resultante de las sanciones y la presión encabezadas por Estados Unidos", agregó. Los gestos de acercamiento bilaterales con los que concluyó la histórica reunión pueden ahora ayudar a rebajar esta tensión tras un 2017 marcado por un creciente número de pruebas norcoreanas de armas y las beligerantes advertencias dirigidas a Pyongyang por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Compartir