Partido Popular tratará de impedir investidura por Skype de Carles Puigdemont

Compartir

El pacto se logró tras una reunión celebrada entre Marta Rovira, una de las líderes de los independentistas y el propio Puigdemont.

Según informó el diario "El País", desde ERC matizaron que el acuerdo no garantiza el nombramiento de Puigdemont porque queda condicionado a que ésta pueda realizarse a distancia, algo que no está contemplado actualmente en el reglamento del "Parlament" de Cataluña. La segunda opción es una investidura delegada; es decir, que otro diputado lea su discurso.

Los independentistas consiguieron la mayoría absoluta del parlamento regional en las elecciones del 21 de diciembre con 70 escaños sobre 135.

Además, tendrán en cuenta la opinión de los abogados del Parlamento catalán.

El analista internacional de la Universidad del Desarrollo (UDD), Guido Larson, se refirió a la probabilidad de que, con este escenario, Piugdemont llegue a la presidencia nuevamente por alguna de las dos vías establecidas en el acuerdo.

Desde el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, jefe del gobierno español, advirtieron que tratarán de impedir "por todos los medios" que se produzca una investidura de Puigdemont a distancia.

Por ello, según JxCat, es clave que los diputados independentistas controlen la Mesa. Ayer la CUP instó este mediodía a Junts per Catalunya y a Esquerra Republicana a explicar el "contenido material del acuerdo" que alcanzaron en Bruselas. Luego de la declaración de independencia del 27 de octubre, calificada como ilegal y anticonstitucional por el gobierno central, Puigdemont fue destituido junto a su plana mayor. Otros miembros de ese gobierno están en libertad condicional en España o prófugos en Bélgica, y la mayoría de ellos fueron elegidos parlamentarios en diciembre. También el líder del PSC, Miquel Iceta, rechazó la posibilidad de una investidura "telemática u holográfica", ya que, subrayó, el próximo presidente de la Generalitat debe estar en Cataluña.

"Si se presenta a las puertas del palacio de la Generalitat (sede del gobierno catalán) rodeado de 500 alcaldes que lo apoyan, ¿el gobierno español va a arrestarlo?", se interroga. Entonces, Rajoy, convocó elecciones autonómicas, ganadas en minoría por los liberales de Ciudadanos (36 escaños), contrarios a la independencia.

Compartir