Ninel Conde rompe el silencio y abre su corazón

Compartir

Cansada de las "habladurías", Ninel Conde realizó un video para explicarle a sus seguidores acerca de los problemas legales que actualmente atraviesa con su ex Giovanni Medina por la pensión y custodia de su hijo Emmanuel.

Aunque como es habitual en las redes sociales el mensaje dividió opiniones y hubo quien se burló y la criticó, también se desató una ola de solidaridad con Ninel por ser mujer y vivir una situación común en México, donde sigue prevaleciendo una fuerte violencia de género. Y ya fuera de toda lógica saber quién llevó a este supuesto "ex asistente " a esa revista. "Creo que ya se rebasaron límites, se han dicho cosas terribles de una madre, de una mujer, en este caso de mí; sin pruebas, sin sustento, sin fundamentos, aparentemente por dinero".

Aclara no estar negada a que su hijo vea a su padre; no obstante, no deja de preocuparle que Giovanni le diga "cosas que no son" al pequeño.

Además, negó rotundamente haber probado alguna droga, señalando que fue madre desde muy joven, lo que la obligó a madurar a temprana edad y tomar responsabilidades en su vida. "Tampoco hay que señalarlos y satanizarlos, pero no es mi caso", aclaró.

Ninel lamentó que la historia se esté repitiendo nuevamente pues en el pasado, recordó, también fue víctima supuestamente de esas acusaciones por parte de otra expareja.

"El niño es lo que menos le importa, yo podría decir muchas cosas de él, pero por mi hijo no voy a decir lo que pienso de él, no voy a decir lo que creo que se merece porque sólo Dios puede juzgar, me da pavor pensar que el día que esté con su papá, su papá le llene la cabeza de cosas tan terribles como las que él dice a los medios", agregó. "Soy mamá papá. Hay muchas mujeres en mi situación y estoy luchando por el bienestar de Emmanuel", dejó claro.

Raúl Stevenel, ex asistente de Ninel Conde, aseguró a una publicación que había visto a la cantante inhalando cocaína y también mencionó que cuando estaba embarazada se pegaba en el vientre para abortar.

"Y es lo único que quiero pedirle a las leyes, que me ayuden a proteger y a salvaguardar la integridad de mi hijo. No me niego a que vea a su padre siempre y cuando él esté en condiciones sicológicas de poder estar con su hijo y le haga bien, y que no sea dañino porque todo lo que él trae en su cabeza es mucho resentimiento y mucho odio presuntamente en mi contra, y simplemente porque yo ya no quise estar con él", concluyó Ninel.

Compartir