"Me siento genial, llevaba meses esperando esto" — Djokovic

Compartir

El serbio Novak Djokovic venció ayer 6-1 y 6-4 a Dominic Thiem en su estreno en el torneo de exhibición Kooyong Classic de Melbourne, donde el exnúmero uno del mundo reapareció después de seis meses de ausencia por una lesión crónica en el codo derecho.

Con una manga de compresión en su brazo derecho para proteger su maltrecho codo, Djokovic dominó a Thiem casi a voluntad y mostró credenciales como para ilusionarse de cara a Australia, primer Grand Slam de la temporada, que comenzará el lunes próximo.

"Llevaba seis meses esperando esto, me siento genial".

Djokovic recalcó que el trabajo de la pretemporada estaba rindiendo frutos y que su gran temor, que era ver cómo funcionaba su servicio, con este duelo se ha apaciguado porque de verdad "todo ha salido bastante bien". "Ese era un golpe que no podía hacer en julio y por esa razón decidí parar en Wimbledon", explicó tenista nacido en Belgrado.

Djokovic se mostró muy bien, dejó una grata impresión, aunque aseguró que todavía no está al "100%". "Eso lo diré cuando empiece un torneo", consideró.

Jugó un partido individual a 10 puntos ante el australiano Lleyton Hewitt, correspondiente a la ronda de cuartos de final.

Compartir