Las dos Coreas acuerdan conversaciones militares en busca de paz

Compartir

Un comunicado de prensa conjunto emitido después del diálogo señala que la DPRK acordó enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 que comenzarán en febrero en la ciudad oriental de Pyeongchang, en la República de Corea, y a los Juegos Paralímpicos 2018 que se desarrollarán en marzo.

Por su parte, Seúl propuso que los atletas de los dos países desfilen juntos en las ceremonias de apertura y clausura de la competición y que las asociaciones de la Cruz Roja de ambos países -oficialmente enfrentados aún en guerra- organicen durante los Juegos un encuentro entre familias que quedaron divididas por la frontera.

Su reactivación así como el futuro diálogo entre responsables de sus ejércitos acordado reduce la posibilidad de que se produzcan errores de cálculo militar en la tensa frontera entre los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra desde hace 65 años.

Además, el Norte informó de su intención de enviar a los Juegos Olímpicos un equipo de animadoras y un equipo de taekwondo que realizaría exhibiciones, aunque en ningún momento habló de atletas para competir, informó a EFE el Ministerio de Unificación del Sur. A raíz de esta predisposición, ambas Coreas, mantuvieron este martes su primera reunión de alto nivel en más de dos años.

Para cerrar los acuerdos, en la última sesión participaron los titulares de las delegaciones de ambas Coreas, el ministro de Reunificación surcoreano Cho Myoung Gyon, y el presidente del Comité para la Reunificación Pacífica de la Patria, Ri Son Gwon. También se pronunció a favor de la mejora en las relaciones con el vecino sureño.

Los representantes de Pyongyang manifestaron en el comienzo de la reunión que dada "la gran atención nacional e internacional" puesta sobre el evento sería apropiado que el encuentro fuera grabado y retransmitido de manera íntegra por las cámaras de televisión, opción que rechazaron los funcionarios de Seúl.

El régimen de Kim Jong-un reabrió un línea de comunicación militar. El presidente surcoreano Moon Jae-in quiere algo similar en los Juegos de Pyeongchang del 9 al 25 de febrero.

Las dos partes van a llevar a cabo reuniones de trabajo para determinar estos y otros detalles, como el modo en que los norcoreanos viajarían al Sur (si es por tierra se requerirá un acuerdo militar) o cómo se cubrirían los gastos de la misión, ya que financiar la participación del Norte en PyeongChang puede vulnerar las sanciones que pesan sobre el régimen por sus programas de armas.

Compartir