Justicia española rechaza dejar en libertad a ex vicepresidente catalán

Compartir

Junqueras tuvo una intervención de unos dos minutos ante el Supremo, que revisaba este jueves su recurso contra la prisión preventiva en la que se encuentra por su imputación en el sumario sobre el "procés" de independencia en Cataluña.

Sin embargo, la sala de apelación del Tribunal Supremo coincidió con el juez instructor del caso, Pablo Llarena, en mantener en prisión al ex vicepresidente catalán por el riesgo de reiteración delictiva.

Según el auto dictado este viernes, "no existe ningún dato relevante" que indique que Junqueras "ha abandonado su pretensión de alcanzar la independencia de Cataluña mediante una declaración unilateral acompañada de movilizaciones populares que obliguen al Estado a aceptarla".

Las autoridades españolas declararon que no apuntan a combatir las ideas independentistas ni a la disidencia política, sino a una violación del estado de derecho y el sistema democrático español.

Sobre esta cuestión, el abogado de Junqueras lamentó que el Fiscal haya cuestionado el derecho de su defendido a representar a sus votantes y opinó que el riesgo de reiteración delictiva es inventado.

Además, acusa a los magistrados de "forzar la realidad creando una realidad alternativa en la que Oriol Junqueras sería una persona agresiva, instigadora de la violencia para neutralizar un adversario político".

Puigdemont y otros cuatro escaparon de la acción de la justicia al haber marchado poco antes a Bélgica pero el resto de integrantes del gobierno fueron encarcelados el 2 de noviembre.

"La presente causa no se ha incoado para perseguir la disidencia política ni la defensa de una opción independentista", dijo el Supremo en su comunicado.

El político catalán pidió su puesta en libertad para poder participar activamente en política después de que su formación fuera la tercera más votada en las recientes elecciones del 21 de diciembre, y poder ejercer el mandato representativo.

De sus 70 diputados sobre un total de 135, ocho de ellos están en la cárcel o en Bruselas.

Compartir