Detenido por sus tatuajes

Compartir

En las fotos, Shirai, de 74 años, se veía de aspecto frágil. Las pandillas Yakuza suelen cortarla como castigo a los miembros que cometen errores.

Rápidamente, las imágenes se hicieron virales y se compartieron más de 10.000 veces, llamando la atención de la policía japonesa, quien alertó a las autoridades tailandesas.

Según la página web Bangkok Post, a Shirai le gustaba mostrar sus tatuajes a hombres más jóvenes.

Los característicos tatuajes de la Yakuza y las redes sociales han permitido la detención en Tailandia de un miembro de la mafia japonesa que huyó de Japón tras el asesinato de un rival hace más de 14 años, informaron hoy fuentes policiales.

La Policía de Tailandia confirmó que el detenido será trasladado a Bangkok para poder decir que hacer con su situación procesal, ya que está ilegalmente en el país, y posiblemente se lo envíe nuevamente a Japón.

El portavoz de la policía tailandesa, el general Wirachai Songmetta, especificó que Shirai había sido miembro de Yamaguchi-gumi, la pandilla Yakuza más grande.

Para aquellos que no los conozcan, los yakuza surgieron en el caos de la posguerra en Japón, transformándose en una de las organizaciones criminales más poderosas, con negocios multimillonarios involucrados en el juego, las drogas, la prostitución, préstamos, o crímenes.Lo curioso con la banda es que fueron tolerados como un mal necesario para mantener el orden en las calles.

Sin embargo, a diferencia de sus socios extranjeros, los Yakuza no son ilegales y cada uno de los grupos tiene su propia sede.

Compartir