Denuncia ONU-DH tortura en Guerrero

Compartir

El organismo demandó una investigación independiente, conforme a estándares internacionales, de los hechos violentos registrados en la comunidad, en los que murieron 11 personas.

Posteriormente, durante un operativo policial, tres personas más fallecieron y 38 fueron detenidas.

La ONU ha indicado en un comunicado que tras recabar una serie de informaciones ha hallado evidencias de la posible existencia de violaciones de los Derechos Humanos por parte de las fuerzas de seguridad durante el operativos, lo que resulta "profundamente preocupante".

"Recibimos información sobre la comisión de actos de tortura y malos tratos, falta de respeto por el derecho a la defensa, fabricación de pruebas en contra de algunas personas detenidas, allanamientos sin orden judicial y condiciones indignas de detención", destacó el organismo.

Estos grupos vigilantes están conformados por miembros de las propias comunidades afectadas y operan con permiso de las autoridades.

Señalaron que les preocupa también la inacción de las autoridades para garantizar la protección de los periodistas que además fueron amenazados mientras daban cobertura a los hechos, a pesar de las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por ello exigieron garantías para realizar la labor periodística.

Resulta alarmante que, de acuerdo con la información recabada, el operativo no se llevó a cabo con base en los estándares internacionales sobre uso de la fuerza.

ONU dice palabras de Trump son las
ONU pide esclarecer posibles violaciones de DDHH en balacera ocurrida en México

El presentante de la ONU-DH en México, Jan Jarab, exigió que todas las muertes sean investigadas, "incluidas las que se produjeron durante el operativo policial (posterior a una balacera en una fiesta popular), ya que de acuerdo a los estándares internacionales de derechos humanos, toda muerte producida por la actuación de funcionarios públicos debe ser investigada para esclarecer completamente sus circunstancias".

Jarab dijo que "únicamente una investigación, profesional, independiente, efectiva e imparcial podrá esclarecer los hechos y ofrecer justicia a las familias de las víctimas".

Además, el funcionario lamentó el mensaje emitido el miércoles pasado por el gobierno de Guerrero en el que no se asegura que se esté realizando una investigación independiente.

También se dijo que, en respuesta a lo anterior, Marco Antonio y su hermano Vicente "N", "asesinaron con armas de fuego a seis habitantes del pueblo" y que, ante la intervención de fuerzas estatales y federales, entre ellas del Ejército, "los civiles armados del Cecop dispararon sus armas contra los elementos de la Policía Estatal, la cual, al repeler la agresión, abatió a tres civiles armados del Consejo".

La ONU-DH expresó su preocupación por la situación general de seguridad en La Concepción y llamó a las autoridades a adoptar las medidas necesarias para garantizar condiciones de seguridad adecuadas para todas las personas de la comunidad.

"Es preciso mencionar que esta Oficina efectivamente visitó a las personas detenidas, pero no emitió ninguna opinión respecto al estado en que se encontraban, y contrariamente a las declaraciones de las autoridades de Guerrero, sí se pudieron constatar condiciones indignas de detención y otras violaciones a sus derechos".

Compartir