Apple quiere combatir la "adicción" al iPhone

Compartir

Estos dos inversores han pedido que se tome medidas por los preocupantes efectos que provocan el mal uso de los dispositivos electrónicos y también las redes sociales en los niños.

Estos accionistas, Jana y CalSTRS controlan cerca de dos mil millones de dólares de la manzanita mordida, por lo que si ponen este grito al cielo, debe ser por algo.

Ambas organizaciones proponen establecer un comité de expertos con especialistas en desarrollo infantil, además de integrar mejores opciones de control para los padres en sus productos y ofrecer más información generada por los productos Apple a investigadores.

En un comunicado, Apple dijo que el iPhone y otros dispositivos que utilizan su software móvil ya ofrecen distintos controles que les permiten a los padres restringir o bloquear "de inmediato todo lo que un niño puede descargar o acceder en línea".

Entre las afecciones citadas en la publicación se encuentran las distracciones de tecnologías digitales en las aulas, una disminución en la capacidad de los alumnos para centrarse en tareas educativas, así como un mayor riesgo de suicidio y depresión. Pero eso y una investigación de diseño similar no pueden descartar que los adolescentes que ya tenían problemas sean más propensos que otros usuarios frecuentes de smartphones y redes sociales. Hizo un llamado a las familias a crear sus propios planes del uso de redes que incluya límites firmes en tiempo de uso y contenidos.

La principal razon de esta petición es lo que los grupos de inversionistas señalan es una preocupación cada vez más grande por qué resultado a largo plazo pudiera tener la adicción a dispositivos inteligentes y las redes sociales; especialmente para quienes empiezan a una edad temprana. Y comentó que "solo Dios sabe lo que está pasando en el cerebro de nuestros hijos".

Aunque las compañías de tecnología no han reconocido abiertamente que sus dispositivos podrían ser adictivos, algunos en Silicon Valley han empezado a hablar a los medios sobre cómo aparatos, aplicaciones móviles y sitios en medios sociales están diseñados para enganchar y mantener la atención de los usuarios tanto tiempo como sea posible.

Compartir