El alcohol causa daños irreversibles en las células madre — Confirmado

Compartir

Estos científicos trabajan en el Laboratorio de Biología Molecular de Consejo de Investigación Médica de Cambridge y han detectado el daño genético que causa el acetaldehído, una sustancia química dañina que se produce cuando el cuerpo procesa el alcohol.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de desarrollar un total de siete tipos de cáncer: mama, intestino, hígado, boca, garganta, esófago y laringe, según una información procedente de este laboratorio británico y de la que se hizo eco la agencia estatal SINC. Al usar un ser vivo, este estudio con ratones representa un avance crítico para comprender lo que está sucediendo con el alcohol dentro del cuerpo.

"Algunos cánceres se desarrollan debido a un daño de ADN en las células madre".

Así, descubrieron que el acetaldehído puede romper y dañar el ADN dentro de las células madre sanguíneas, lo que provoca la reorganización de los cromosomas y la alteración permanente de las secuencias de ADN dentro de estas células.

El estudio también analiza los mecanismos que el cuerpo desarrolla en respuesta al alcohol con el objetivo de protegerse de sus efectos. Si todo funciona correctamente, un grupo de enzimas (llamadas aldehído deshidrogenasas -ALDH-) se encargan de neutralizar el acetaldehído convirtiéndolo en acetato, que el cuerpo puede usar para obtener energía.

En todo el mundo, millones de personas, sobre todo las del sudeste asiático, carecen de estas enzimas o tienen versiones defectuosas de ellas. "Vimos gran cantidad de daño en el ADN de estas células".

Patel explicó también que una segunda línea de defensa del organismo son unos sistemas de reparación en el ADN que, la mayoría de las veces, le permiten enmendar y revertir distintos tipos de daño genético.

La experta en prevención del cáncer Linda Bauld, de la organización Cancer Research UK, dijo que este estudio pone de manifiesto "el daño que el alcohol puede hacer a nuestras células, lo que le cuesta a la gente más que una resaca". "Sabemos que el alcohol contribuye a más de 12.000 casos de cáncer en Reino Unido cada año, por lo que es una buena idea pensar en reducir la cantidad que se bebe", concluyó.

Compartir