Tasas de interés se mantienen estables, según BanRepública

Compartir

- Tras subir la Reserva Federal estadounidense (FED) sus tasas de interés, el Banco de México (Banxico) hizo lo mismo y subió en 25 puntos base la tasa de interés interbancaria y la situó en 7.25% este jueves.

"El panorama para la inflación se ha tornado más complejo". En ella se deberá decidir si aumenta su tasa de interés.

El escenario económico y financiero del país "está sujeto a riesgos" para la cotización del peso mexicano frente al dólar, estima el análisis oficial.

El Banco Central decidió mantener la tasa de interés en 2,5% en línea con las estimaciones del mercado que proyectan que esta tendencia se mantendrá en los próximos seis meses, influido por el comportamiento de la inflación.

Previo al anuncio de Banxico, los analistas se inclinaron a la probabilidad del aumento en la tasa de referencia ante el alza de tasas por parte de la Fed; sin embargo, persistían dudas respecto al tono que se adoptaría bajo el nuevo liderazgo de Díaz de León.

Para los especialistas que anticipaban el aumento, los factores que pesarían en la última reunión de Banxico en este año están una inflación todavía elevada en México, la volatilidad en el tipo de cambio y la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, a lo que se suma la incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral.

Banxico tomó la decisión de incrementar la tasa por mayoría, aunque uno de los miembros votó porque el incremento fuera de 50 puntos base.

La inflación interanual de México se aceleró más de lo previsto hasta noviembre anotando su segundo mayor incremento en más de 16 años.

El banco central de México dijo que considerando el impacto de los choques anteriormente mencionados, así como el efecto del incremento al salario mínimo que entró en vigor en diciembre, en lugar de enero, se anticipa un cierre para la inflación general anual de 2017 mayor a la cifra de noviembre.

"Ante la intensificación de los riesgos que pudieran afectar a la inflación, la Junta estará vigilante y, en caso de ser necesario, tomará las acciones correspondientes, tan pronto como se requiera, para asegurar que se mantenga una postura monetaria que fortalezca el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y logre la convergencia a su objetivo".

Compartir