Tomaba un helado y la balearon para robarle el celular

Compartir

El hecho ocurrió en la heladería Acuarius, ubicada en la calle El Rancho al 3600 de Ituzaingó, y la víctima es una chica identificada por la policía como Sofía Liria.

Según las fuentes, todo comenzó cuando la adolescente se hallaba con su prima en la puerta de la heladería, a la que habían llegado minutos antes.

Luego, mientras las dos estaban sentadas junto a una de las mesas exteriores, llegaron a la heladería dos "motochorros", uno de los cuales entró a robar al local y después a los clientes, dijeron los informantes.

El ladrón le arrebató de sus manos a la adolescente su teléfono celular, pero se cree que ella intentó resistirse y recibió un balazo que ingresó en el lado izquierdo de su sien.

Poco después, la adolescente fue trasladada al Hospital Posadas, de la vecina localidad de Haedo, donde fue intervenida quirúrgicamente aunque los médicos no pudieron extraerle el proyectil que le quedó alojado en el cráneo ya que el mismo se encontraba "muy hinchado", detalló Yanina.

Yamila, una amiga de la familia de la nena baleada, sostuvo en diálogo con Télam, que los delincuentes le dispararon a la adolescente a pesar de que no se resistió al robo.

"Le robaron el teléfono y le dieron un tiro sin ningún motivo", afirmó la allegada a la familia, quien aclaró que "no se resistió".

"Ahí le dio un tiro en la cabeza por nada", resaltó Yanina, quien además contó que varios vecinos vieron a los delincuentes, pero que ninguno los reconoció del barrio.

"Corrimos todos al hospital y la metimos en emergencias donde hizo un paro", recordó, por su parte, la abuela de la víctima.

La fiscal solicitó a la policía que secuestre imágenes de cámaras de seguridad que pudieran haber captado la llegada o la fuga de los delincuentes que dispararon contra la adolescente.

Compartir