Francisco pidió no cambiar el statu quo de Jerusalén

Compartir

El papa Francisco expresó hoy su preocupación por el posible reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de los Estados Unidos y pidió que se respete el estatus actual de esta ciudad.

"Mi pensamiento está ahora con Jerusalén. En ella se veneran los lugares santos de las respectivas religiones y tiene una vocación especial por la paz", remarcó el Papa durante su catequesis semanal en el Aula Pablo VI.

Tras la cuestionada decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de trasladar allí la embajada de su país, el Santo Pontífice manifestó su "profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días", rezó para que "prevalezca la prudencia y se eviten nuevos elementos de tensión a un panorama mundial ya convulsionado".

Ha indicado que Jerusalén es una ciuda única, sagrada tanto para los judíos, como para los cristianos y musulmanes. La parte occidental quedaría bajo administración israelí, mientras que la parte oriental sería la capital del futuro Estado palestino.

En tanto, el portavoz del Vaticano, Greg Burke, ofreció una declaración a la agencia italiana de ANSA adelantando que el papa Francisco realizó por la mañana una conversación telefónica con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, ante se petición.

Compartir