Fergie revela los estragos por el uso de drogas

Compartir

"Padecía demencia y psicosis inducida por los químicos".

Fergie confesó los duros detalles de su adicción a la metanfetamina. "Tenía alucinaciones todos los días, y pasó un año antes de que desaparecieran después de que dejara de consumir", ese fue el tiempo que tardó mi cerebro en reajustarse. "Estaba sentada por ahí y veía abejas y conejos", confesó en una entrevista con iNews.

La fama y las drogas sueles ser una combinación letal, pero en el caso de Fergie las drogas llegaron antes de su salto a la fama con "Black Eyed Peas" y la metanfetamina fue la estrella de su adicción. Las declaraciones de la cantante explotaron en las últimas horas en la prensa norteamericana, que se hizo eco de la brutal entrevista, cuya primera condición por parte del representante de prensa de la artista fue: "Sin preguntas personales". Que cuando saliera de algún lugar, un escuadrón de SWAT estaría esperándola.

La cantante relató que un día, desesperada, buscó consuelo en una iglesia, pero su mente seguía tomada por los estupefacientes. "Intentaron echarme porque me estaba moviendo por los pasillos de esta manera loca, ya que pensé que había una cámara de infrarrojos en la iglesia tratando de verificar mi cuerpo", recordó.

Por culpa de las drogas pensó que era perseguida por "la CIA, el FBI y un equipo SWAT" por lo que terminó ocultándose en la iglesia. Salté por encima del altar mientras dos personas me perseguían.

Asimismo, señaló: "Recuerdo haber pensado: "Si camino hacia afuera y el equipo SWAT está por ahí, es que tenía razón todo el tiempo". Pero si no están ahí, entonces es las drogas me hacen ver las cosas y voy a terminar en una institución. "Fue un momento de liberación", añadió.

Fergie aseguró que ese infierno le dejó grandes enseñanzas: "Lo de las drogas fue muy divertido... hasta que no lo fue más. ¿Pero sabes qué?" Porque esa es mi fortaleza, mi fe, mi esperanza de algo mejor. Es tan increíble y lo sé. "Creo que debo tener ángeles guardianes", concluyó Fergie.

Compartir