Caso Nahuel: el juez imputó a ocho prefectos

Compartir

Serán investigados en Argentina ocho efectivos del Grupo Albatros por la muerte de Rafael Nahuel integrante de la comunidad mapuche, asesinado el pasado 25 de noviembre cuando efectivos irrumpieron de forma violenta en la localidad de Villa Mascardi, Bariloche.

Este lunes, los querellantes en la causa que investiga la muerte de Rafael Nahuel, baleado en el operativo de desalojo de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, pidieron el cambio de carátula de muerte dudosa a homicidio calificado.

La comisión, encabezada por Victoria Donda (Libres del Sur) y cuyo vicepresidente es Leonardo Grosso (Movimiento Evita), convocó además a la mesa de diálogo que se conformó la semana pasada, integrada por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) como representante del Gobierno nacional, por el Obispado local, las comunidades mapuches, la familia de Rafael Nahuel, Parques Nacionales, las abogadas de las partes y otras organizaciones. En cuanto a los prefectos, a pesar de figurar como imputados en la investigación, no fueron citados en lo inmediato a prestar declaración indagatoria, por lo que seis de ellos ya retornaron a Buenos Aires, autorizados por el juez Gustavo Villanueva.

Anteriormente los ocho efectivos imputados fueron sometidos a pruebas de hisopado en la estación de servicio del Automóvil Club Argentino ubicado a 500 metros de la entrada al Lof Lafken Winkul Mapu.

El juez Gustavo Villanueva recorrerá la zona donde falleció el joven mapuche de 22 años. Otros dos miembros de la lof fueron heridos.

Desde un primer momento las autoridades argentinas difundieron la hipótesis de que los efectivos actuaron con balas de plomo al ser agredidos con armas de fuego por los mapuches, sin embargo hasta ahora la justicia determinó que no se ha podido comprobar que los mapuches portaran armas.

Compartir