BBVA aceptó la oferta de Scotiabank para venderle su filial chilena

Compartir

El acuerdo inicial, anunciado a fines de noviembre, estaba sujeto a que la familia chilena Said -dueña de un 31.62% del BBVA Chile- renunciara a su derecho de adquisición de las acciones pertenecientes al banco español en la filial chilena, lo que finalmente ocurrió.

Sin embargo, se reservó el derecho de licitar todas o parte de sus acciones en la oferta pública de adquisición obligatoria que llevará a cabo Scotiabank. "El impacto en el coeficiente de capital ordinario de nivel 1 de Scotiabank sería de aproximadamente 135 puntos base si la operación concluye y la familia Said vende todas sus acciones a Scotiabank", detalló un comunicado de la entidad canadiense.

En tanto, el CEO & Country Head de Scotiabank Chile, Francisco Sardón, explicó que "nuestro propósito con esta adquisición es tener la escala suficiente para permitir a Scotiabank atender a su amplia base de clientes de la Banca Retail y de la Banca Mayorista de la mejor manera posible, brindándoles productos y servicios del más alto nivel en Chile y en el extranjero".

Pero la intención del grupo Said es invertir unos US$500 millones para convertirse en dueño de hasta un 25% del negocio combinado, una vez que se fusionen en Chile las unidades de Scotiabank y del BBVA.

Said tenía plazo hasta el 28 de diciembre para haber ofertado por el paquete del BBVA en el banco chileno, lo que desechó al decidir renunciar al derecho preferente.

"Esta transacción demuestra una excelente sinergia entre ambos bancos", agregó Porter.

Scotiabank, que tiene operaciones en más de 50 países, quiere comprar el banco para aumentar su presencia en Chile como parte de una estrategia para expandirse en los países de la Alianza del Pacífico, que también incluye a Colombia, México y Perú.

El cierre de la operación, que está sujeto a la obtención de las autorizaciones regulatorias correspondientes, se espera que se lleve a cabo en el segundo semestre de 2018.

Compartir