Atropelló, mató y se fue a dormir con el cadáver debajo del auto

Compartir

Parisotti junto a su fallecido amigo Nahuel Barragán (0223).

Horas después del fatal siniestro que terminó con la vida de Nahuel Barragán, el joven de 25 años que fue arrastrado durante diez cuadras por un auto conducido por un cabo del Ejército, el otro ocupante de la moto y amigo de la víctima dio una entrevista, contó cómo se sucedieron los hechos, sostuvo que el conductor "no frenó nunca" y describió: "Mi compañero desapareció y lo encontré abajo de un auto".

Tras contar que quien los asistía era un joven que pasaba en bicicleta por esa zona de Colón y 190, expresó: "Esperábamos que frenara el auto, pero no frenaba y no frenaba y no frenó". Luego retiraron el cuerpo de Barragán para practicarle eventualmente la autopsia, que sería determinante para conocer si Barragán murió al momento del choco o luego, por ser arrastrado mientras Maurette conducía hacia su casa.

El Ejército afirmó ayer en un comunicado que "condena y repudia" lo ocurrido e informó que iniciaron "las actuaciones administrativas" que podrían finalizar "con la separación de la fuerza" del suboficial "con grado de cabo", que presta servicios en el Grupo de Artillería Antiaérea 601, con asiento en Mar del Plata.

"Pienso que tiene que pagar lo que tiene que pagar".

El cabo del Ejército fue imputado por el fiscal Pablo Cistoldi por "homicidio simple con dolo eventual en concurso ideal con abandono de persona seguido de muerte y lesiones" y, por recomendación de su abogado, optó por abstenerse a dar su versión de los acontecimientos.

En torno a las imágenes registradas por una cámara de seguridad ubicada en la zona del hecho, el fiscal detalló que el dispositivo "no estaba enfocando (al lugar del impacto) y se ve después pasados unos minutos a la moto en el lugar y la llegada de la Policía". Posteriormente se fue a dormir y la policía lo despertó alcoholizado.

Ahora, el juez de Garantías Gabriel Bombini deberá resolver el pedido de detención de la fiscalía, que enviaría al militar a la Unidad Penal 44 de Batán.

Compartir