Activistas descubren 3.000 restos óseos en una comunidad de Coahuila — México

Compartir

Integrantes de Grupo Vida localizaron en la localidad de San Antonio del Alto en Matamoros, Coahuila, un cementerio clandestino en donde se localizaron tres mil fragmentos óseos calcinados entre ellos piezas dentales.

Además un tambo que se utilizaba para cocinarlos y así desaparecerlos.

El hallazgo se realizó a partir de llamadas anónimas, que llevaron a integrantes del Grupo de Víctimas por sus Derechos de Acción (Vida) al lugar señalado.

En el estado de Coahuila existen alrededor de 500 cuerpos principalmente asesinados que no cuentan con identidad y se encuentran en fosas comunes.

De acuerdo con el diario local 'El Siglo de Torreón', el hallazgo de dichos fragmentos de huesos humanos se logró "sin cribar ni excavar", según relató Silvia Ortiz, vocera de la agrupación.

Ortiz recalcó al rotativo que todavía falta "trabajar la zona", ya que esta "es totalmente nueva".

Se trata del primer cementerio clandestino hallado en el municipio de Matamoros, que se suma al ejido de Estación Claudio en Viesca y a los tres puntos del municipio de San Pedro de las Colonias: Santa Elena, San Antonio de Gurza y el más conocido y grande, Patrocinio.

Compartir