Un tatuaje pone en dilema a médicos

Compartir

Cuando recibieron en un hospital de Florida, Estados Unidos a un hombre que llegó inconsciente, los médicos quisieron atenderlo como era de esperarse, pero se llevaron una sorpresa cuando encontraron que tenía un tatuaje que decía "no resucitar".

Un hombre de aproximadamente 70 años fue abandonado a las puertas de urgencias del nosocomio, sin que llevara algún papel para poder identificarlo. Lo anterior provocó una reunión urgente entre los médicos de cuidados intensivos.

"Los consultores de ética nos recomendaron que respetemos el tatuaje de no resucitar (D.N.R.) del paciente".

Con base a lo publicado por The New England Journal of Medicine, el hombre padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes mellitus y fibrilación auricular, e ingresó con una elevada concentración de alcohol en la sangre. "Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica", se lee en el informe.

"Inicialmente decidimos no honrar el tatuaje, invocando el principio de no seguir un camino irreversible en caso de incertidumbre".

El paciente recibió asistencia médica, pero por la noche su salud empeoró y murió.

Eventualmente se encontró que el paciente sí contaba con la orden escrita previo a su ingreso al hospital, pero los médicos recalcan que ha habido casos en que tatuajes de este tipo son señales de decisiones seguras y, en otras ocasiones, son producto de decisiones tomadas en estado de intoxicación y de las que luego se arrepienten, por lo que lo mejor es cargar con el documento escrito legal. De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE), el incidente se produjo en un punto de buceo denominado "Manuelita", dentro del Parque Nacional Isla del Coco, que se encuentra a 532 kilómetros de la costa continental costarricense, en el Océano Pacífico.

AP contactó a la embajada estadounidense en Costa Rica para tratar de obtener más detalles sobre la víctima, pero por leyes relacionadas con la privacidad de sus ciudadanos respondieron que no podían más detalles.

Compartir