Según un estudio, el matrimonio previene la demencia

Compartir

Las personas que han estado solteras durante toda su vida podrían tener un 42% más de riesgo de desarrollar demencia que las que están casadas, sugiere el artículo, publicado este martes en el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry.

La publicación mostró un riesgo elevado de demencia en personas solteras de por vida (42%) y viudas (20%), pero no divorciadas, en comparación con las que estaban casadas.

Ese mayor riesgo para las personas solteras se mantuvo incluso después de que los investigadores explicaron la salud física de una persona, dijo Andrew Sommerlad, investigador y psiquiatra del University College London en Inglaterra, quien fue el autor principal del artículo.

El matrimonio puede ayudar a los cónyuges a "tener estilos de vida más sanos, incluyendo más ejercicio, una dieta más saludable y menos consumo de cigarrillo y alcohol, todo lo cual disminuye el riesgo de la demencia", anotó el informe.

Sin embargo, la relación entre el matrimonio y el riesgo de demencia no es causal: "No creemos que sea el matrimonio en sí o llevar un anillo de bodas lo que reduce el riesgo de demencia de las personas", dijo.

En la actualidad existen alrededor de 47 millones de personas alrededor del mundo con demencia y cada año se descubren 10 millones de casos más, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Asociación de Alzheimer calcula que actualmente más de 5 millones de estadounidenses padecen la enfermedad y para 2050 el número puede elevarse a 16 millones. "Por lo tanto, esperamos que las personas que cohabitan sean similares a las casadas".

"No todos los estudios brindaron información sobre esto, pero es habitual en dichos estudios que los cónyuges no casados se clasifiquen como casados", dijo Sommerlad.

Las personas que enviudaron también presentaron una mayor tendencia a sufrir esta enfermedad mental, aunque en menor grado que los solteros, señala el estudio.

"Si el compromiso social es un aspecto importante del efecto protector del matrimonio identificado en el estudio, las personas solteras deben hacer un esfuerzo para evitar el aislamiento social".

En general, "nuestros hallazgos, de grandes poblaciones, a través de numerosos países y períodos de tiempo son la evidencia más sólida hasta el momento de que las personas casadas son menos propensas a desarrollar demencia", escribieron los investigadores en el documento.

Permanecer socialmente activo es la clave que se relaciona con los hallazgos en el nuevo documento, concluyen los investigadores.

Compartir