Reduce Banxico pronóstico de crecimiento para 2017

Compartir

El Banco de México (Banxico) bajó su pronóstico de crecimiento económico para el cierre de año, en gran parte por una desaceleración mayor a la esperada entre julio y septiembre por los efectos de los sismos y la contracción de la producción petrolera, de acuerdo con su informe del tercer trimestre del año publicado este miércoles.

A ocho días de asumir la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), institución conocida como "el banco de bancos centrales", Agustín Carstens aún director de Banxico expresó que si bien el alza a los minisalarios podría generar "leves presiones inflacionarias", no cambia la perspectiva de inflación para 2018.

Los sismos, que dejaron un saldo de 471 muertos, "hacen necesario revisar a la baja las previsiones de crecimiento para 2017", si bien sus consecuencias sobre la actividad económica "parecerían haber sido moderadas y transitorias", indicó el instituto emisor.

"Así, las previsiones de crecimiento para 2018 no se modifican respecto al informe previo, de modo que se continúa anticipando que el crecimiento del PIB se ubique entre 2 y 3 por ciento el próximo año", subrayó.

El rango emitido en el reporte previo era entre 2% y 2.5 por ciento.

El Banco de México (Banxico) redujo su pronóstico de crecimiento económico para 2017 desde un rango de entre 2.0 y 2.5 por ciento a uno de entre 1.8 y 2.3 por ciento, mientras que para 2018 mantiene su pronóstico en el rango de 2.0 a 3.0 por ciento.

Para 2018, dijo, el Banxico prevé que se acentúe la tendencia a la baja, conduciendo a la convergencia al objetivo de inflación de 3.0% hacia finales del año, y para 2019 se espera fluctúe en alrededor de ese objetivo.

Compartir