Incremento al salario mínimo no es un ajuste menor, asegura Peña Nieto

Compartir

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la ceremonia de Imposición de Condecoraciones y Ascensos a personal militar y naval, en el marco del 107 Aniversario de la Revolución Mexicana.

"Celebro que esta mañana el consejo de representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), haya decidido incrementar el salario mínimo de 80.04 pesos 88.36 pesos", expresó el mandatario.

Explicó que en contexto, esta alza contrasta de forma drástica con la pérdida del poder adquisitivo de 21 por ciento en términos reales, que se registró en los 18 años de las tres administraciones pasadas.

Destacó que lograr una retribución salarial cada vez más justa se ha podido realizar en un entorno de estabilidad macro económica y una inflación controlada.

Frente a Enrique Solana, presidente de la Canaco; los líderes sindicales de la FSTSE, Joel Ayala; del ISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla; de Salud, Marco Antonio García Ayala; así como el Secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete y el director del IMSS, Mikel Arriola; el primer mandatario dijo que todos coinciden en la importancia de generar empleos bien remunerados, más estables y que abran oportunidades para los jóvenes y mujeres.

Refirió que la generación de empleo y el aumento al salario son logros que prueban que la transformación del mercado laboral está en marcha y que "son avances que confirman que sí es posible conciliar la estabilidad económica con el crecimiento de los empleos y la mejora sostenida de los salarios".

"Esta cifra supera lo alcanzado, como aquí se ha referido, en cualquier sexenio completo".

Al participar en el evento sobre Fortalecimiento del Empleo en Los Pinos, Peña Nieto afirmó que el aumento "no se trata de un ajuste menor, sobre todo considerando que al inicio de esta administración el salario mínimo era de apenas 60 pesos".

De igual manera, las reformas estructurales y su impacto en distintos ámbitos de la economía; la inversión en infraestructura de telecomunicación, transporte y servicios públicos, y el quinto factor, que son las políticas públicas en favor de la formalidad laboral.

Compartir