Venezuela entra en "default parcial" por incumplir pago de deuda

Compartir

Una evaluación negativa de ISDA accionaría el pago de los seguros CDS (Credit Default Swaps). En agosto afirmó que había efectuado prepagos de alrededor de 6.000 millones de dólares a la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

El vicepresidente Tareck El Aissami, quien encabezó la comisión oficial, dijo que en los últimos 36 meses el país ha pagado por capital e intereses de la deuda 73.359 millones de dólares y, sin embargo, la "consecuencia inmediata" ha sido el aumento del riesgo país por parte de las firmas calificadoras, utilizadas como instrumento de acción "artera" contra Venezuela.

La embajada de Venezuela en Rusia ha convocado una rueda de prensa para mañana en Moscú en la que "dos altos cargos del Gobierno venezolano designados por Nicolás Maduro" ofrecerán a los periodistas todos los detalles del acuerdo de reestructuración, según anunció. Antes, Venezuela estaba incluida en su categoría de bonos basura.

Caracas no ha aclarado si pagó otra cuota vencida el viernes, de 81 millones de intereses del bono PDVSA 2027.

Con reservas internacionales de 9.681 millones de dólares, Venezuela debe pagar en lo que resta del año unos 1.470 millones de dólares y en 2018 más de 8.000 millones.

"Hemos bajado dos calificaciones a 'D' (default), y bajamos la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera a largo plazo a 'SD' (default parcial)", indicó S&P en un comunicado. Maduro anunció avances en renegociaciones con sus aliados China -al que se adeuda unos u$s 28.000 millones- y Rusia, que esta semana firmar un acuerdo que reestructura 3.000 millones de los 8.000 millones que le debe Venezuela.

Ayer China y Rusia boicotearon junto con Bolivia y Egipto una reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela, en la cual Estados Unidos calificó al país como "una amenaza".

El canciller Jorge Arreaza aseguró este martes ante el cuerpo diplomático europeo que la coincidencia de esas medidas con la cita de los acreedores buscaba afectar a Venezuela.

Sumándose a las sanciones de Estados Unidos y Canadá, la Unión Europea adoptó el lunes medidas que impiden a empresas europeas entregar a Venezuela armas o equipos para "represión interna".

El gobierno venezolano dijo anoche en un comunicado que ayer "se inició con rotundo éxito el proceso de refinanciamiento de la deuda externa de Venezuela, como estrategia para cumplir cabalmente" las obligaciones financieras del país.

Con el desplome de los precios del petróleo, fuente de 96% de divisas del país, el gobierno recortó drásticamente importaciones para pagar deuda, provocando severa escasez de alimentos y medicinas.

Compartir