Tripulación de Air France denunció haber vivido "un calvario" en Buenos Aires

Compartir

En uno de ellos, un pasajero manoseó a otra pasajera luego de que ella se quedara dormida, y fue imputado por abuso sexual tras permanecer detenido una semana.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de octubre cuando el equipo de un vuelo de Air France entre París y Buenos Aires y un pasajero del vuelo fueron detenidos por la policía argentina a su llegada al aeropuerto de la capital argentina.

El caso cobró relevancia diplomática luego de que el sindicato que nuclea a la tripulación de la aerolínea y el Estado francés pidieran explicaciones sobre las condiciones en las que la tripulación fue "retenida". Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que, aunque el imputado por exhibiciones obscenas negó el hecho, al menos dos tripulantes de Air France declararon que la pasajera -una médica de 29 años- les relató el episodio de la masturbación durante el vuelo.

A su vez, el Sindicato Nacional del Personal de Navegación Comercial (SNPNC) de Francia, denunció que la tripulación del vuelo AF 228 de Air France sufrió abusos policiales y dijo que los detenidos vivieron "48 horas de angustia".

El presidente de la aerolínea francesa, Jean-Marc Janaillac, "expresó al ministerio de Relaciones Exteriores su indignación sobre las condiciones de convocación y de detención arbitraria de las que fue víctima la tripulación de Air France", apuntó. La mujer se quejó porque se le había denegado un cambio de lugar a una categoría superior, que había pedido ya que el pasajero junto al que estaba sentada había mostrado un comportamiento inadecuado. En una carta enviada a la embajada de Argentina en Francia, el sindicato narró estos "hechos graves" y pidió que se abra una investigación.

"No se emitió ningún cargo en su contra y pudieron regresar a Francia después de que Air France tuviera que cancelar su vuelo Buenos Aires-París del 1 de noviembre", dice el comunicado.

Del mismo modo, se dejó sentado que el juez Villena -que actuó en el caso-decidió tomar las declaraciones en el mismo día para evitar una demora en el retorno de la tripulación a Francia, y sólo mantuvo separado al comandante de a bordo, a quién la pasajera había señalado como autor de la coacción, el que finalmente prestó declaración testimonial y no como imputado. "Ni Latam ni American Airlines se quejaron ni hicieron ninguna presentación contra el procedimiento", dijo la fuente a La Nación.

Los miembros de la tripulación fueron retenidos para interrogatorio "por la policía argentina durante siete horas ese día y al día siguiente durante once horas por la justicia".

El juez del caso, explicó que "el protocolo indica que a la víctima hay que asistirla, cambiarla inmediatamente de asiento ante la más mínima sospecha de acoso".

Cuando el avión aterrizó en Buenos Aires, la pasajera hizo una denuncia ante la PSA acusando por un lado al pasajero que la había molestado sexualmente, y también a la tripulación por "coacción", pues, según contó, le dijeron que si no cesaba en sus reclamos la iban a meter presa ni bien llegaran a destino.

Solicitada por la AFP, la dirección de la Air France dijo estar "particularmente conmocionada" y haber "pedido a las autoridades competentes que esclarezcan el asunto".

Compartir