Caso Micaela García: condenaron a prisión perpetua a Sebastián Wagner

Compartir

Micaela García, la joven estudiante de educación física de la localidad de Gualeguay, oriunda de la ciudad de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), fue hallada sin vida el pasado 8 de abril en la ruta 12 de esa provincia, luego de una intensa búsqueda que encabezaron sus familiares, amigos y compañeros de militancia del Movimiento Evita y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Por el hecho fueron apresados Sebastián Wagner, quien confesó haber violado a la joven, y Néstor Pavón, quien se declaró inocente y dijo que lo único que hizo fue prestarle el auto a Wagner, pero quien según Wagner también violó y fue quien ahorcó a Micaela García.

Luego de tres semanas de audiencias y de que declarara medio centenar de testigos, los jueces María Angélica Pivas, Roberto Cadenas y Darío Crespo consideraron inverosímil la versión de Wagner y dijeron que tenía en mente desde un principio "una bordaje violento de la victima".

Wagner debió haber estado preso, convicto por la violación de dos chicas, cuando Micaela se cruzó en su camino.

Wagner ya había sido condenado en 2012 por abuso sexual a nueve años de prisión y estuvo en la cárcel hasta que el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú Carlos Rossi lo liberó en 2016, a pesar de que el informe del Servicio Penitenciario lo desaconsejó. La fiscalía pidió la absolución de Gabriel Otero, de 21 años, hijo de la pareja de Wagner.

Compartir