La CEPAL prevé que la economía mexicana crecerá 2.2% este año

Compartir

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) mantuvo en 2.2 por ciento su previsión de crecimiento para México durante este año, el mismo nivel que había previsto desde abril.

En su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2017, la Cepal añadió que la inflación interanual a diciembre pasado alcanzó un 3.4 por ciento (2.1 por ciento en 2015) y se espera que cierre este año en 5.9 por ciento "producto del traspaso de la depreciación del tipo de cambio y el aumento del precio de la gasolina".

Sostuvo que, como ha sido característico en los últimos años, la dinámica del crecimiento mostraría diferencias entre países y subregiones.

Bolivia y Paraguay liderarán el crecimiento éste y el próximo año con un 4%, seguidas por Uruguay, con el 3% y el 3,2%, respectivamente.

En ese sentido, las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos, crecerían a una tasa positiva (0.7%) este año, luego de dos años de contracción económica y para 2018 se espera un mayor dinamismo en esta subregión, que crecería al 2% en promedio.

El organismo de Naciones Unidas recordó que México tuvo en 2016 un crecimiento económico real de 2.3 por ciento "impulsado por la demanda interna, en particular por el consumo privado, ya que el sector externo tuvo un desempeño negativo".

Para las economías de Centroamérica por su parte, se espera una tasa de crecimiento del 3,4% para este año y del 3,5% para el 2018.

Los daños ocasionados por los huracanes Irma y María han hecho revisar a la baja la estimación de crecimiento del Caribe de habla inglesa u holandesa, que crecerá un promedio del 0,3% para 2017.

"La capacidad de los países de la región para generar un proceso de crecimiento económico más dinámico y sostenido en el tiempo depende de los espacio para adoptar políticas que apoyen la inversión", expresó el organismo en su comunicado.

Sin embargo, para todas recomienda "potenciar la inversión tanto pública como privada" y también "la diversificación de la estructura productiva hacia una con mayor valor agregado e incorporación de tecnología y conocimiento".

Compartir