Canciller uruguayo califica de hostil política comercial de Brasil

Compartir

En otro momento, definió la medida como "totalmente asimétrica", y que Uruguay, como país abierto al mundo quiere "competir con reglas de juego claras". La víspera el ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, anunció la suspensión de las importaciones de leche de Uruguay al considerar una posible triangulación de productos provenientes de otros países, lo cual estaba generando protestas del sector ganadero brasileño. La medida frenó a 60 o 70 camiones, y recién quedó sin efecto al cabo de unas horas porque Brasil desistió de su actitud inicial y uno de los camiones que llevaba quesos hacia ese destino pudo ingresar.

Brasil es el principal mercado de los lácteos uruguayos, al concentrar más del 60 por ciento de las compras.

Desde el gobierno de Tabaré Vázquez se desmintió tal maniobra y se criticó la medida adoptada por la administración de Michel Temer.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, y el ministro de Agricultura y Ganadería, Tabaré Aguerre, aseguraron que se está negociando con Brasil el levantamiento de la medida y que no se descarta recurrir a "órganos de solución de controversias" dentro del Mercosur y de la propia OMC. "Uruguay le vende 100.000 toneladas de leche entera y descremada por año a Brasil y, por otro lado, importa 300 toneladas de otros países, sobre todo para la fabricación de helado y la industria dulcera", aseguró Nin Novoa.

El jerarca señaló que los argumentos comerciales son insostenibles y que tampoco se los puede sostener a partir de la legislación comercial mundial.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, en tanto, volvió a expresar preocupación: "Lamentamos profundamente". "Estamos muy tranquilos desde ese punto de vista", añadió. "Cuando los negociadores -de la Unión Europea- ven cómo entre nosotros nos seguimos poniendo trabas, la verdad es que nuestra posición se vuelve muy inconsistente y nos deja un flanco muy grande", expresó Nin Novoa.

El canciller explicó que anticiparse al futuro es muy difícil cuando las medidas que se toman no son parte de una negociación sino de medidas unilaterales, ya que aún no fueron advertidos de la decisión que tomaron sobre las licencias de importación. El jefe de la diplomacia uruguaya estimó que la situación como único se zanja es sobre la base de las negociaciones, el diálogo y la diplomacia, lo cual, dijo, no ha faltado de esta parte.

Aseguró que el gobierno nacional trabaja en forma intensa y con seriedad con las correspondientes consultas al Ministerio de Economía y al de Industria cuando se trata de ese sector, en forma permanente, el que está de acuerdo con este ámbito de negociación que se trazó y con la adopción de alguna medida que haya que tomar, aunque no guste, para defender el interés nacional.

Compartir