Aumenta número de niños y adolescentes obesos en el mundo

Compartir

En el planeta habitan alrededor de 124 millones de niños y jóvenes, de entre cinco y 19 años, los cuales sufren 10 veces más obesidad que lo que se registraba hace cuatro décadas, sin embargo mientras este problema crece el avance de la desnutrición se está ralentizando. La cifra de personas con sobrepeso con edades entre los cinco y 19 años llegó a los 213 millones. En los países de ingresos altos las cifras no han seguido aumentando, pero el incremento es alarmante en los países pobres y de ingresos medios, entre ellos en naciones muy pobladas como Chine e India.

Entre los resultados que arrojó la investigación se desprendió que las tasas mundiales de obesidad de la población infantil y adolescente aumentaron desde menos de un 1 por ciento (correspondiente a 5 millones de niñas y 6 millones de niños) en 1975 hasta casi 6 por ciento en las niñas (50 millones) y cerca de 8 por ciento en los niños (74 millones) en 2016. "En unos 40 años pasamos de unos 11 millones a unos 120 millones de niños y adolescentes obesos en todo el mundo", dijo Majid Ezzati, del Imperial's School of Public Health y líder del estudio, en una rueda de prensa. "Es preciso encontrar soluciones para que, tanto en los hogares como en escuelas, las familias y las comunidades desfavorecidas puedan acceder a alimentos saludables y nutritivos", indicó.

La obesidad de niños y adolescentes se estabilizó en Estados Unidos, el norte de Europa y otros países ricos pero se mantiene "inaceptablemente alta", dijeron investigadores del Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En muchos países de ingresos medianos (por ejemplo, en Asia oriental, América Latina y el Caribe), los niños y los adolescentes han pasado rápidamente de tener predominantemente un peso demasiado bajo a presentar sobrepeso.

Además, la OMS pide a los trabajadores sanitarios de primera línea que detecten y atiendan de forma activa a los niños con sobrepeso u obesidad.

-Que los niños dediquen menos tiempo de ocio a actividades sedentarias.

Compartir