Cataluña suspende declaración de independencia; buscarán el diálogo

Compartir

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó que en el pleno del Congreso catalán de hoy llevará una declaración de independencia, y argumentó que así lo prevé la Ley del Referéndum que se aprobó a principios de septiembre en la Cámara. El primer ministro Mariano Rajoy ha amenazado con imponer el gobierno directo.

Cataluña se prepara para un día histórico y este martes declararía formalmente su independencia del estado español.

"Hemos ganado y cabe aplicar el resultado", insistió el dirigente anticapitalista, quien rebajó el censo catalán, descontando la "abstención crónica" de Cataluña -del 23%-, para reforzar la mayoría independentista, después de que en el referéndum del 1 de octubre hayan votado sólo un 43% de los electores. "Si se declara unilateralmente la independencia, eso no va a producir efectos", prometió. "No tenemos nada en contra España y los españoles, nos queremos re entender mejor y ese es el deseo mayoritario que existe en Cataluña".

Las autoridades secesionistas de Cataluña han prometido romper con España después de reclamar una victoria pro-independencia en un disputado referéndum a principios de este mes.

En su discurso, Puigdemont ha repasado el proceso soberanista desde la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el estatuto de autonomía y ha criticado las cargas policiales del pasado 1 de octubre, que ha asegurado que quedarán "grabadas en la memoria por siempre" de los catalanes.

Finalmente, pidió a los ciudadanos de Cataluña "que sigan expresándose en libertad y con respeto a quienes piensan diferente", y a la unión europea, "que se implique a fondo" en mediar para la salida de la actual crisis política que atraviesa España.

El Gobierno "va a impedir que cualquier declaración de independencia se plasme en algo", dijo un álgido Rajoy en entrevista con el diario 'El País', añadiendo que "España va a seguir siendo España y lo va a seguir siendo durante mucho tiempo".

Compartir