Rector de Legionarios de Cristo se 'enamoró' y tuvo dos hijos

Compartir

Según la carta del padre Turrión, su relación surgió luego de un período de agitación en el que se revelaron las actividades del fundador de la orden, Marcial Maciel, entre 2006 y 2014.

Esta vez, el protagonista es el padre Óscar Turrión, exrector del Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesiae, un seminario ubicado en Roma que se dedica a la formación de sacerdotes desde 1991.

Recién el jueves 5 de octubre, el P. Turrión "reconoció que tuvo otro hijo, con la misma mujer, hace unos años".

En un comunicado dado a conocer este viernes 6 de octubre, se explica que el 27 de marzo de 2017 el sacerdote "informó a los superiores que acababa de tener una hija, y pidió que se guardara reserva".

Tras la noticias, los superiores solicitaron a la Santa Sede el nombramiento de un nuevo rector del seminario, quien inició su mandato en agosto.

Los Legionarios de Cristo, una orden católica que cayó en desgracia tras descubrirse que su fundador era un abusador sexual con una familia secreta, se vieron sacudidos por un nuevo escándalo, tras revelarse que el rector de su seminario en Roma tiene dos hijos.

Turrión pidió permiso para vivir fuera de la comunidad un tiempo mientras reflexionaba y oraba, con la restricción de no ejercer el ministerio sacerdotal en público. También "manifestó su intención de abandonar el ministerio sacerdotal y de solicitar la dispensa de las obligaciones contraídas con su ordenación", dijo Legionarios de Cristo. El centro es una residencia para seminaristas diocesanos que estudian en universidades eclesiásticas en Roma. Allí residen actualmente 107 seminaristas.

La orden dijo ser "consciente del impacto" que creaba el "ejemplo negativo" del caso de Turrión para los seminaristas y los fieles, y dijo estar comprometida a una senda de renovación.

En esta oportunidad, el motivo de esta problemática es la presentación de un sacerdote, rector del seminario de los Legionarios de Cristo, que tendría una vida paralela con una mujer y dos hijos a bordo.

El reverendo Aaron Smith, vocero de la Orden, no quiso suministrar detalles sobre el "caso Turrión", citando la privacidad de la familia, precisando solamente que la madre era adulta cuando concibió al primer hijo.

Compartir