¿Qué pasará con los precios de los combustibles?

Compartir

El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellanos, sostuvo hoy que "no hay que tomar como algo que asuste " la liberación de los precios de los combustibles "porque en los últimos 20 años han sido mucho más los años en que ha estado liberado" el valor, por lo cual estimó que "no" hay que "esperar cosas demasiadas extrañas".

"La decisión de liberar los precios del Gobierno de la Nación no es sorpresivo ni premeditado, ya que en el acuerdo de revisión trimestral que firmaron con las petroleras había una cláusula que estipulaba que si en un plazo superior a 10 días seguidos el valor internacional del barril de petróleo crudo, que es el Brent, superaba al del barrio local Medanito, se suspendía el acuerdo y las petroleras quedaban liberadas a manejar los precios para acercarlos a tales valores internacionales", explicó, el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Empresarios del Combustible de Corrientes (Cescor) Carlos Gold.

Castellanos puntualizó que el "sistema de liberación esta basado para que la competencia regule los precios", pero planteó la "posibilidad abierta de que la importación generaría un marco de competencia mucho más amplio".

"YPF tiene el 60 por ciento del mercado y es la que mueve el amperímetro de los aumentos". "Todo hace suponer que no van aumentar (las naftas) hasta después de las elecciones" del 22 de octubre, destacó el dirigente empresarial, quien comentó que "si hubiera seguido el acuerdo vigente" el mes próximo el incremento sería del 6 por ciento. De ser así, el precio de la nafta más barata que se comercializa en la ciudad podría llegar a costar cerca de $25.

Por su parte, durante un reportaje en radio Continental, Gold expresó que "indefectiblemente el aumento (en las naftas) se va a dar, pero no en porcentajes distintos de los que se venían especulando".

"Estaba pactado que cuando el precio subiera de determinado nivel, el Estado iba a dejar de subsidiar a la producción de petróleo, y eso sucedió", advirtió el legislador oficialista.

"Ahora, el Gobierno cumplió con la letra del acuerdo y liberó los precios para que las refinadoras puedan acceder a cualquiera de los crudos, ya sean nacionales o internacionales", subrayó.

Como el Estado recauda en impuestos el 55% del valor de un litro de combustible, "los precios no bajarán porque el Gobierno no se va a arriesgar a perder recursos" cuando el déficit fiscal es tan elevado, analizó García.

El Gobierno nacional dispuso liberar el mercado interno de combustibles, que comenzará a regir desde el 1 de octubre, adecuando los precios a los valores internacionales.

Compartir