Investiga PGJ uso de materiales defectuosos en edificios colapsados

Compartir

Al menos 40 inmuebles siniestrados en la Ciudad de México, tras el sismo del 19 de septiembre, serán investigados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la capital. Se están iniciando por fraude específico y por posible responsabilidad de directores, responsables de obra o corresponsables.

Las mesas de atención a las víctimas están instaladas en Coyoacán, ubicada en Tecualiapan y Zompantitla s/n, colonia Romero de Terreros; en Benito Juárez, con domicilio en División del Norte 1611, esquina Uxmal, colonia Santa Cruz Atoyac; en Cuauhtémoc, sito en Prolongación Lerdo 322, colonia San Simón; y en la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana, ubicada en Gabriel Hernández 56, tercer piso, colonia Doctores.

Dicha carpeta de investigación, indicó, es adicional a la que se inició a petición del Invea en febrero pasado, por falsificación de documento.

Entre los delitos por los que se indaga está el fraude específico, explicó este martes el procurador general de la Ciudad de México, Edmundo Garrido.

Mediante un scanner, la Procuraduría reconstruye en 3D, y a una profundidad de 10 metros, la estructura del colegio Enrique Rébsamen.

En lo que fue el patio de ese centro educativo, otros dos elementos de investigación realizan con equipo sofisticado los peritajes correspondientes para conocer las causas del desplome de uno de los edificios que provocó la muerte de 19 niños y siete adultos.

Para estas indagatorias, la PGJ-CDMX dispuso de una unidad de operación con peritos de estructura, arquitectos y policía facultada.

Compartir