Una reconocida modelo de bikinis murió calcinada

Compartir

La modelo Bree Keller murió el sábado pasado en lo que fue un aparatoso accidente en la zona de Darling Harbour, en Sydney, Australia.

La joven australiana de 22 años sufrió un accidente cuando regresaba de una salida nocturna. Luego se incendió y provocó la muerta de Keller y dos de sus hermanos, Steve y Jeff Nasr, quienes también viajaban en el auto.

El auto deportivo era un Nissan GTR valuado en 200 mil doláres que solo había comprado seis días antes del accidente. El coche se elevó por los aires y cayó sobre su techo contra el pavimento, incendiandose y matando a Sydney y sus hermanos.

Bree y sus hermanos murieron calcinados, mientras que Bagala se encuentra recuperándose en condiciones estables en un hospital tras sufrir quemaduras graves. Sus papás no pudieron identificarlos y fue necesario esperar los registros dentales y médicos de la modelo para confirmar que coincidían con el ADN de Bree.

El padrastro de Bree dijo que la joven era hermosa por dentro y por fuera, que nunca tuvo problemas. "Mi mundo se ha venido abajo sabiendo que nunca más volveré a verte. Me enseñaste a ser un mejor padre, a amar y ser amado", expresó el novio del la chica al enterarse del suceso.

Con 18.400 seguidores en su cuenta de Instagram, se había inscrito para trabajar con Edge Models pero, según la agencia de modelos, aún no había completado ninguna tarea para ellos. En cualquier artículo de eju.tv, cualquiera puede reportar a Facebook el comentario que le resulte desagradable marcándolo en el menú de la derecha.

Compartir