Irma deja sin electricidad a casi 3,5 millones de clientes en Florida

Compartir

El potente huracán Irma dejó sin electricidad a casi 3,5 millones de clientes en Florida (EEUU), un 34,74 % del total, tras tocar tierra el domingo por la mañana en los Cayos, el extremo sur de ese estado.

Después de causar daños y devastación en Florida, Irma se degradó a tormenta tropical y se dirige a Georgia con vientos de 112 km/h.

"Apenas seis pulgadas (unos 15 cm) de agua en movimiento pueden tumbar a alguien", tuiteó el gobernador Rick Scott tras el boletín pidiendo que la gente permanezca en el interior.

La misión de rescate en los Cayos, la "mayor ayuda" que el archipiélago "haya visto en su vida", según Senterfitt, llegará por vía aérea e incluirá aviones de carga C-130 de la Fuerza Aérea de EE.UU. cada dos horas, así como helicópteros.

Unos 6,3 millones de personas recibieron la orden de evacuar sus viviendas en todo el estado y tres millones de abonados estaban sin electricidad, según la compañía Florida Power and Light. "Es vital temerle a esta inundación", sostuvo Virginia Defreeuw, una septuagenaria que abandonó su casa rodante para irse a un refugio.

Los efectos de este gigantesco huracán del tamaño de Texas tampoco perdonaron a la costa este de Florida. Miami era azotada por intensos vientos y fuertes lluvias. Al menos dos grúas de construcción colapsaron ayer. "El muelle de madera prácticamente ha desaparecido", agregó.

Los residentes también deben estar atentos a las advertencias de tornados, que pueden generarse en los anillos exteriores de Irma y afectar incluso a áreas como Miami Beach. El mismo sábado se alejaba de Cuba. Sentado en el umbral de su casa, Ernesto Loza, un pequeño empresario de 49 años, muestra cómo el agua se detuvo justo en la puerta. "Siempre ha habido un poco de penetración del mar, pero nunca ha llegado así, a este límite, este fenómeno", afirmó.

La presidenta del Consejo de Defensa Nacional de La Habana, Mercedes López Acea, dijo a la televisión nacional que "el mar avanzó como jamás lo había hecho anteriormente".

López Acea reportó numerosas caídas de árboles y ramas, así como daños a la red eléctrica. La energía fue cortada el domingo por la mañana en la mayoría de los barrios. Sin embargo, no pudo proporcionar una cifra inmediata de los daños materiales ni pronunciarse sobre eventuales víctimas.

Compartir