Asesinaron a una joven embarazada en un supuesto ritual satánico

Compartir

Minutos de sufrimiento, horror, y lenta agonía, fue lo que sufrió Fernanda Pereyra, joven de 26 años, que, al momento de su asesinato estaba embarazada. La policía halló sus restos en un descampado de la ciudad de Rincón de los Sauces. Este gesto, estaría relacionado con el 666, el número bíblico de "La Bestia". El brutal homicidio alarmó a los 20.000 habitantes de la localidad neuquina.

Por el hecho fueron acusados por "homicidio agravado" su ex pareja, Luciano Hernández y dos amigos: Osvaldo Castillo y Diego Marillán.

Según informaron fuentes del caso, los presuntos responsables están relacionados con el tráfico de drogas en la zona y practican satanismo y otras creencias de origen africano.

Cuando los investigadores inspeccionaron la casa donde vivían los sospechosos se encontraron con algo que jamás podrían haber imaginado. Había velas negras, rojas y blancas, música satánica, una muñeca de papel con la misma estatura de Fernanda y una peluca de color caoba, el mismo color de pelo de la joven, que le ofrecían al santo.

El último lunes, el portal Clarín relató los oscuros detalles del ritual satánico al que fue sometida la víctima, quien además estaba embarazada de 6 meses.

Cuando identificaron a Castillo, la sorpresa fue aún mayor.

En el pecho tenía la leyenda "Destranca Rua", y en el torso y en los brazos se veían los dibujos de tridentes, mujeres en llamas, el sacrificio de un recién nacido y figuras demoníacas.

San La Muerte es una 'deidad' adorada en Latinoamérica y el norte de Argentina.

Suele ser venerado por narcos, delincuentes y mafiosos.

Según asumen los investigadores, la joven fue asesinada dentro de una Renault Kangoo, en cuyo interior se encontraron cabellos y rastros de sangre.

Los detenidos han sido puestos en prisión preventiva por seis meses mientras continúa la investigación. Y aclaró que "aún falta determinar el móvil del crimen", si efectivamente fue durante un ritual satánico, o si "obedece a otros dos móviles posibles". concluyó.

Compartir